"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca", Jorge Luis Borges


15 de julio de 2011

La mujer del coronel (novela) de Carlos Alberto Montaner


La violencia, el erotismo y la soledad
suelen provocar desenlaces inesperados
Nuria, una atractiva psicóloga cubana de cuarenta años, es la mujer del Coronel Arturo Gómez, quien se encuentra al frente de sus tropas en Angola. Ella nunca se imaginó que un breve viaje a Italia, donde acude a dictar una conferencia, cambiaría su vida. Allí, Nuria conoce al profesor Martinelli y los dos se pierden en un juego cargado de erotismo y sensualidad.
A cada encuentro amoroso le seguían cartas eróticas que Nuria pensó había destruido. Nunca pudo suponer que esas cartas caerían en manos de la contrainteligencia cubana.
Le preguntamos al autor:
Cuando comencé a leer La mujer del coronel, pensé que era una novela política, que era lo que esperaba de usted, pero se me convirtió en un thriller erótico.
Es las dos cosas. O las tres cosas. Es una novela de amores contrariados que ocurre en una determinada atmósfera política, en la Cuba de los años ochenta, pero también es una novela erótica cuyos episodios más notables ocurren en Roma. El carácter de thriller lo da "la ansiosa necesidad de conocer el desenlace", como me dijo uno de los primeros lectores.
Carlos Alberto Montaner

Y el juego amoroso se convierte en tragedia...
Por las cartas que Martinelli escribe. Era un juego íntimo entre dos amantes. Son cartas que tenían un propósito: excitar a Nuria y estudiar sus reacciones. Se suponía que nadie más las leyera. Era un secreto entre dos amantes. Cuando las lee la policía política, ardió Troya.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Criticar no es morder; es señalar con noble intento el lunar que desvanece la obra de la vida", José Martí.